¿CUÁL ES LA PROYECCIÓN DEL TRÁFICO DE FACTURAS CON LAS REFORMAS DE LOS ARTÍCULOS 113 Y 113 DEL CFF EN MÉXICO?

La verdad, la factura falsa ha sido un negocio multi millonario. Y en este negocio delictivo, han participado elementos del SAT de la PGR, goberladrones, funcionarios públicos de todo nivel y raza, federales, estatales y municipales, las ganancias por no pagar un centavo de impuestos han sido profusas y suficientes para crear una delincuencia organizada atípica.

Falta la adición a la fracción XI del artículo 2 de la Ley de Delincuencia Organizada. Un delito propio de la delincuencia organizada no tiene derecho a la libertad bajo fianza en el proceso penal y equiparar el uso de facturas falsas a estos delitos, propios de la delincuencia organizada, significa que el Estado va en serio contra los esquemas de fraude tributario,

¿Arriesgarse a pasar de 20 a 40 años de prisión por el uso de Facturas Falsas? Esta es la penalidad por los delitos de la delincuencia organizada, es demasiado tiempo, pero la suma de delitos fraude fiscal, lavado de dinero, acumulan muchos años de prisión, solo que ningún contribuyente ha percibido el riesgo en ser procesado por este tipo de delitos, pero, pero las cosas están cambiando.

Dos detalles.

  1. El primero es que la reforma al artículo 113 y 113 del CFF es el prolegómeno de una retoma más fuerte, la adición de estos artículos fracción XI del artículo 2 de la ley de delincuencia organizada.
  2. La creación de un fiscal ESPECIAL PARA DELITOS FIDSCALES, exclusivamente, solo para esto,

¿Es viable o aconsejable? ¿Qué le va a decir el que le vendía la factura? Que no pasa nada, es lógico que no quiera perder su negocio, doctores chocolates como Robertson o Oswaldo Reyes que de eso viven, de la venta de facturas, no tienen otras actividades legales, cuando se descubran sus mentiras y sus fraudes,

El costo de un proceso penal. Siempre es muy alto, el fraude fiscal se mide en millones de pesos, los abogados cobran sobre porcentajes, los acuerdos de reparación son altos, el SAT tiene la ventaja en la mano, ¿Cómo bajar este costo a niveles permisibles para el empresario, evasor fiscal?

La responsabilidad Penal de los vendedores de facturas. El empresario que compro y utilizó las facturas falsas, en forma paradójica, tiene soluciones más favorables que el que las vendió, de hecho su salida legal, está en el engaño constante de aquellos que se han hecho pasar por lo que no son en lo que respecta a grados inexistentes, reconocimientos basura y doctoreados peor que basura.

Las alternativas para los empresarios que compraron y utilizaron facturas falsas. Existen salidas legales para el empresario que se dejó llevar a lo oscurito y creyó en las promesas del fiscalista del baño que le vendió un problema penal fiscal?

La estrategia en la defensa administrativa. Esta es una secuencia de pasos que inician cuando el SAT detecta el uso de facturas falsas y como establece el último párrafo del artículo 69 B del CFF, determina un crédito fiscal a cargo del contribuyente,

La estrategia en la defensa Penal Fiscal. Aquí la defensa es más compleja, si existe, pero es una estructura que analiza la manera en que se adquirieron las facturas falsas, el que las vendió, y la manera en que fueron utilizadas estas facturas, los delitos son dolosos,

Las salidas legales si existen. ¿Cómo encontrar una salida legal en estos laberintos de contabilidades infectadas, de ingresos no declarados con discrepancia fiscal y con la UIF con el acceso a toda la información fiscal y financiera del contribuyente?

La prevención, la mejor opción desde ahora. ¿En qué consiste esta prevención? En bajar de manera segura, es decir asegurando esto, porque está en ley, las sanciones penales hasta en una cuarta parte.