EL DIARIO DEVENIR DE UN PROCESO PENAL POR DELITOS FISCALES Y DE LAVADO DE DINERO

El momento mágico en que es arrestado un empresario. Usted puede pagar 50 pesos por un video en el que le dicen que las facturas falsas, no son problema, es una oferta irresistible por el doctor Robertson, lástima que en la realidad, esta persona, ni es doctor, ni es abogado y trabaja para una empresa que vende, que casualidad, facturas falsas.

Pero cobra 50 pesos para que ustedes se informen de que las facturas falsas, no son delitos graves, así que lo patético, se une a la más abominable ignorancia de un pobre palurdo, que está cobrando 49 pesos con 99 centavos de más por este deleznable video.

Primer infierno, contratar a un abogado defensor. Así que en el momento en que un contribuyente es arrestado y llevado con destino oculto, la familia o la empresa se moviliza en pleno, para buscar al abogado o contador, que lo pueda defender, aquí le decimos una lista de posibles defensores de la humanidad humana.

Primero la basura:

  1. Un contador especializado en delitos fiscales,
  2. Un fiscalista del baño.
  3. Un ex presidiario que se dice experto en proceso penales fiscales, hay dos, Marco Antonio Olguín y Jesús Agustín Celorio, ambos dicen ser doctores en derecho, no lo son y los dos pasaron un tiempo en prisión por abuso de confianza, robo, fraude fiscal.
  4. Cualquier abogado que aunque no tenga experiencia, al ver el dinero, le dirá que tiene contactos, experiencia y que en días lo deja fuera, el dinero, es el motor de las mentiras.
  5. El exprocurador general de la república que manejando entrega a sus clientes, Javier Lozano Gracia, el cual entregó al padre y al hijo por fraude fiscal pero para compensar esta estupidez monumental, se llama el mejor abogado de México.

Lo decente:

  1. Un abogado penalista. El problema es que si no conoce el derecho fiscal, conoce el procedimiento, pero no su esencia, tendrá que apoyarse en un fiscalista.
  2. Un abogado fiscalista. Si no conoce el proceso penal, tiene una semana para aprender como experto, y los errores se pagan con años de prisión.
  3. Un abogado fiscalistas que tenga experiencia en procesos penales, nos contamos con los dedos de una mano, en números nones y no llegamos a tres.
  4. Procesos en lavado de dinero, es otra especialización más exigente, ya lo verán.

Segundo círculo del infierno, la fianza si tiene suerte. Algunos patanes ignorantes, dicen que si alguien cae en prisión, no hay problema, pagan la fianza y listo, salen de manera sencilla y rápida, pero ignoran más delo que hablan, ya que el problema es cuantificar el monto de la fianza, y aquí surgen dos situaciones:

Una es cuando en la querella, va, el monto del perjuicio fiscal y por ende, ya se conoce le monto de la fianza.

Y la otra es una situación muy especial que dejaremos que lo aprendan sobre la marcha.

El imputado, que debe estar bien encabronado, pasa a tocar el piano. Poco a poco, día a día, el procesado va a conocer el argot de los reclusorios, los cuales están dominados por el crimen organizado, pero cuando ingresa al centro de detención, se le toma su filiación, y este argot de tocar el piano, es cuando se le toman las huellas digitales, y se le ingresa al registro de detenciones de la Secretaría de Gobernación, ya ha quedado fichado para siempre.

Delitos graves sin derecho a fianza versión 2019. Pero si ha comprado facturas falsas en este año de gracia del Señor de 2018, le tenemos unas noticias malas y otras peores, si presenta su declaración del ejercicio fiscal en marzo de 2019, no existirá retroactividad en la aplicación de la ley y estará cometiendo el delito en 2019, con las facturas de 2018, sin que pueda alegar la aplicación retroactiva de la ley.

Su contador le podrá explicar este punto más a detalle, o puede pagar los 50 pesos del doctor chocolatoso para que crea que está a salvo.

La llegada al COC en el reclusorio de su preferencia. Pueden tener distintos nombres, pero siempre pasan al COC, en donde quedará por dos o tres semanas antes de que se le asigne una celda definitiva, aquí tiene que tener mucho cuidado con algo que es muy importante.

¿Y qué es lo importante? Algo que le puede evitar muchos problemas a futuro, ojala que su abogado, le prevenga de estos riesgos de alta peligrosidad.

Las cosas empeoran, llevan al procesado a un reclusorio en otra ciudad de México. Esta es una jugada brillante por parte de las autoridades fiscales, una persona es detenida en la ciudad de México y al día siguiente ya está en un reclusorio de alta seguridad en Tepic, Nayarit, o en Sonora, ¿cuál es el objeto de estas medidas?

Si contrata a un contador para que lo defienda, de seguro, este le podrá indicar con todo detalle, estas medidas y lo que debe hacer para prevenir las mismas.

Los errores de su abogado, se magnifican. ¿Contrato a un contador como abogado defensor? Ya se lo llevó la tía de las muchachas, y esto es definitivo, cada promoción que realice su abogado o contador defensor, queda en el expediente, y si su asesor legal, comete un error, este tiene una consecuencia simple, le recae un acuerdo del Juez de Procesos Penales y el proceso se va manchando más y más.

La vida de la familia en esta etapa. ¿Y cómo cree que se pasa la vida de la familia, mientas el cabeza de la familia está de vacaciones en un reclusorio? Pierden los ingresos del cabeza de familia, pueden quedar las cuentas embargadas, o congeladas, el costo de las fianzas siempre es muy alto, los honorarios de los abogados son muy altos y mchas veces para que estos no hagan nada realmente.

Por eso recomiendo cuidar el proceso desde antes, y cuidar en quien van a confiar su defensa legal, pero no se preocupen, por solo 50 pesos pueden convencerse de que no va a pasar nada.

Y a todo esto, ¿Cuál es la estrategia de la defensa en el proceso penal fiscal? Antes que nada deben conocer lo que significa la palabra estrategia, y ¿cómo se puede aplicar en el proceso? Así como conocer las vías de defensa, que por desgracia para los abogados penales, son defensas fiscales.

Pero solo tenga en cuenta de que el procesado llegó a ese lugar por comprarles facturas falsa a los fiscalistas del baño que no tienen cédula de doctor o de maestro, que a lo Robertson a lo bestia, son estafadores y ladrones.