EL EJE DE LAS INVESTIGACIONES PENALES FISCALES, LAS CONTABILIDADES INFECTADAS CON FACTURAS FALSAS

El tiempo de la autoridad Fiscal de investigarse a sí misma. El artículo 69 B del CFF. El artículo 69 B Bis del CFF. LAS EFOS al ataque. La empresa Legítima que se convierte en EDO. Rechazo de deducciones sin más trámite. El delito NO GENERA NINGÚN DERECHO. El responsable de tener una contabilidad infectada con documentos falsificados. La factura falsa, delito autónomo por falsificación.

PARA LA FALSIFICACIÓN DE FACTURAS. Por qué se puso de moda eso, La falsificación de facturas, porque se puso de moda eso, FALSIFICAR FACTURAS PARA LA EVASIÓN FISCAL VA A SER TAMBIÉN, DELITO GRAVE. AMLO El presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, 1 de diciembre de 2018.

El tiempo de la autoridad Fiscal de investigarse a sí misma. Lo que comenzó con CaldeRÓN, la venta de facturas solapada y protegida por el SAT, los Álvarez Puga, Castró López, los fiscalistas del baño, la revista defensa fiscal, los argos cursa, los despachos de venta de facturas que se anuncian libremente, también las revistas especializadas como Defensa Fiscal y Paf, llegan a su fin.

Cuando el presidente de la República directamente amenaza con poner fin a la venta de facturas falsas, más les valdría tomarlo en serio, y comenzar a buscar abogados penalistas, desde los ex presidiarios, Agustín Celorio Vela y Marco Antonio Olguín que son usurpadores de profesiones y presumen ser expertos en derecho penal fiscal, pero cuando la realidad, es que estuvieron en prisión por delitos de fraude y/o abuso de confianza o por vender facturas falsas, son la expresión de lo más inmundo del derecho fiscal, solo superados por el fiscalista del año, Manuel Hallivis ex presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

El artículo 69 B del CFF. La detección de empresas fantasmas que tanto ha molestado a los imbéciles que se llaman fiscalistas del baño, se realiza a través de este artículo que tanto ha sido combatido por amparitos que al final, terminaron con 12 tesis de jurisprudencia obligatoria, pero los de MCRI siguen diciendo que es inconstitucional, lo cual es una idiotez monumental.

El artículo 69 B Bis del CFF. Las pérdidas fiscales indebidas, o simplemente inexistentes, la planeación fiscal, que tantos años, han realizado a su gusto y sin interrupciones,

… Cuando del análisis de la información con que cuenta en sus bases de datos, identifique que el contribuyente que tenga derecho a la disminución de esas pérdidas fiscales fue parte de una reestructuración, escisión o fusión de sociedades, o bien, de un cambio de accionistas y, como consecuencia de ello, dicho contribuyente deje de formar parte del grupo al que perteneció.

LAS EFOS al ataque. Las empresas que facturan operaciones simuladas, las que venden las facturas falsas, pues, son el eje sobre el cual, el SAT está trabajando, si identifica que no existe materialidad de las operaciones fiscales, sobre este punto golpea, rechaza las deducciones realizadas al amparo de empresas que son consideradas como fantasmas y determina el crédito fiscal correspondiente.

La empresa Legítima que se convierte en EDO. Y este es el movimiento que está utilizando el SAT para comenzar a hacer su trabajo, el que no realizó en doce años, despierta y de pronto se da cuenta de que tiene que reclamar el pago de impuestos omitidos, y los que están a la mano, son las empresas que compraron, siguen comprando y seguirán, porque es la naturaleza humana, buscar beneficios inmediatos.

Y como no existía un riesgo en la copra de facturas falsas, todos entraron al juego, era ganar, ganar como decía Hugo Gasca de Paf que también tiene muchos pecados mortales que responder.

  1. Rechazo de deducciones sin más trámite. Lo que muchos contribuyentes ignoran, es que el SAT tiene la facultad de rechazar las deducciones realizadas por el contribuyente, sin más trámite, y después comenzarla investigación para determinar si la empresa que proporcionó los comprobantes fiscales, es o no una empresa fantasma, no tiene que esperar a realizar todo el procedimiento de detectar y publicar a la empresa fantasmas en el Diario Oficial de la Federación y no crea lo que le digan los fiscalistas del baño, esto se dedican a vender facturas falsas.
  2. El delito NO GENERA NINGÚN DERECHO. Los fiscalistas del baño, a lo imbécil, a lo Robert son, pues, dicen que el procedimiento del artículo 69 B del CFF es inconstitucional y que ellos en un amparito lo pueden echar abajo, lástima que estos pelafustanes fiscales, son contadores, no son doctores y menos abogados, y aquí hablamos de delitos, no de estrategias de venta que les dieron millones y millones a costa del fraude fiscal.
  3. El responsable de tener una contabilidad infectada con documentos falsificados. Este es el contribuyente, y su contador es de igual manera responsable directo de no verificar que la contabilidad esté fuera de documentos falsificados.

Al decir esto, el colegio de contadores va a poner el grito en el cielo, pero mientras se hacían tontejos solos, creyéndose expertos en lavado de dinero, olvidaron cuidar la contabilidad de las empresas, hasta en eso son idiotas, dejaron fuera su principal tarea y han tratado de vender un esquema de fraude, ya que no son abogados y menos son expertos en lavado de dinero.

La factura falsa, delito autónomo por falsificación. Es algo muy simple, los comprobantes fiscales crean delitos autónomos, que son perseguibles por sí mismos, el esquema de simulación fiscal, está previsto y tipificado en el artículo 109 fracción V del CFF, pero la falsificación de documentos es un delito autónomo con una pena de prisión de 4 a 8 años de prisión, a algunos les va a llover sobre mojado.

SOLUCIONES AL EXTREMO. Bueno, si no tiene mucho dinero, puede pagarle 50 pesos al supuesto presunto o imaginativo doctor Robertson que le va a decir en un video, que nada es delito, lástima que este auténtico mentiroso, no sea ni abogado y menos doctor, es un estafador que vende esta solución, porque así le pagan los del despacho MCRI, que en la revista defensa fiscal a doble página, venden esquemas milagrosos de planeación fiscal.

Si no le cree a la solución anterior, que al menos le permite identificar a contrario sensu, la conducta del delincuente y como operan estos, es la enseñanza a bajo precio, del delito, hecho apología por uno de sus promotores, lo cual configura otro delito, una manchita más al leopardo.

Pasemos a la realidad, ¿Cómo salir de una situación en la que si su contabilidad tiene facturas falsas, le pueden detectar alguno de estos delitos?

  1. Outsourcing Fraudulento (Como si existieran otros).
  2. FRAUDE FISCAL EQUIPARADO Y CALIFICADO.
  3. FRAUDE FISCAL CALIFICADO.
  4. LAVADO DE DINERO.
  5. DELINCUENCIA ORGANIZADA.
  6. Con el último delito anterior, se le puede aplicar la Ley de Extinción de Dominio.