EL ENEMIGO INTERIOR DENTRO DEL SAT, LA CORRUPCIÓN, EL PECULADO Y EL TRÁFICO DE INFLUENCIAS

De servidor público a socio de un despacho particular, la saga de Aristóntoles. Un administrador Industrial para recaudar, no fue jamás buena idea, pero cuando observamos que su función era la de cuidar la corrupción, todo tiene sentido, y más cuando al dejar el SAT se presenta como experto e ingresa a trabajar a un despacho particular que defiende a particulares contra el mismo SAT que dirigía.

¡Un momento¡ ¿el ex jefe del SAT entra a trabajar para la competencia? Con toda la información que se ha llevado, con sus contactos, ¿No existirá el tráfico de influencias? ¿No existe una prohibición de hacer esto en al menos dos años? Entonces es posible que existan varios delitos que cometen tanto el que mata a la vaca, como el que contrata a la vaca, o algo asi.

¿Tráfico de Influencias en puerta? Aristóteles jamás ha sido un funcionario brillante, más bien ha sido inepto, corto de conocimientos y de estrategias, pero su función no era la de brillar, por eso cuando su amo Meade el pequeño, renunció, el salió de inmediato, el mismo día, lo que indica que estaba al frente del SAT por ser cercano a su jefe.

¿Cuánto aprendió la frente del SAT?, no mucho en realidad, la evasión fiscal creció, el contrabando creció más, la emisión de facturas falsas, se disparó, los fiscalistas del baño, jamás fueron molestados.

No se presentaron querellas por delitos de fraude fiscal o lavado de dinero, México se convirtió en un paraíso del lavado de de dinero, los depósitos en Estados Unidos jamás fueron molestados, el dinero en Panamá, siguió tranquilamente en ese lugar, ¿Entonces qué diablos hizo la frente del SAT? Condonar impuestos, poner a sus amigos en todo el SAT, ir a eventos sociales, y paro de contar.

Lo que sigue en el SAT, intercambiar administradores de inmediato. En Cancún hay un despacho de un exadministrador que es lujoso al máximo, se dedica a vender facturas y aprovechar sus contactos, si cambian por completo a los funcionarios que están, el tráfico de facturas falsas, en este lugar va a descender de inmediato, si lo revisan, termina el despacho, ya que es solo es eso, IMAGEN pero no hay nada detrás.

Excepto tráfico de influencias, corrupción y dinero que cambia de manos para no cobrar impuestos, como decía Hugo Gasca se trata de ganar, ganar, y es el fisco, el que lleva las de perder, perder.

Así que el SAT tiene que mover a los administradores, si están los de Cancún dentro del SAT, deben moverlos por uno o dos años como máximo a Sonora o a Tamaulipas de inmediato y así por el estilo.

Quitar las esferas de corrupción que se tienen. Si no se tiene planeado, pedir la renuncia de todos los administradores, cámbielos de un lugar del país a otro, los de Cancún deben estar en Chihuahua, los de Chiapas, pueden enviarlos a Matamoros, que salgan de sus esferas de influencia, pero que no echen más raíces de corrupción.

Este ha sido el problema en el SAT un administrador desconcentrado que hacia alianza con los fiscalistas del baño para vender facturas, se corrompía por dentro y por fuera y a cada día que permanece, la corrupción crece al mismo ritmo que el dinero mal habido.

Corrupción en el tribunal anti corrupción. Sentencia al mejor precio, este puede ser el lema, slogan o mantra del TFJA en el pasado, de hecho, se dio el escándalo de Sonora en donde se vendían sentencias al mejor precio, ya hay antecedentes, y Manuelito Hallivitis, cuando no, declaró que lo iba a combatir que seguían las investigaciones, pero ya no hizo nada, excepto buscar otro puesto y promoverse en diversos diarios como el más idóneo fiscal anti corrupción con Peña Nieto, una rata como encargada del control de plagas, podría ser un símil.

Y qué decir de los costos de los juicios en línea que jamás funcionaron, pero costaron miles de millones de pesos y que jamás investigó el barbón Hallivis, hay mucho que investigar en el tribunal anti corrupción y todos son, paradójicamente asuntos de corrupción que han salto a los diarios de manera esporádica.

Las medidas que se deben tomar cuando la sala superior trabaja para los que venden facturas. De entrada se deben poner bajo investigación  A TODOS LOS MAGISTRADOS DE LA SALA SUPERIOR Y SUSPENDER AL EXPRESIDENTE MANUEL HALLIVIS POR TRABAJAR COMO FISCALISTA DEL Baño y al anterior Illescas, aquí se aplica el principio de que la mujer del César no solo debe ser honesta, casta y pura, sino que también debe parecerlo.

Ya que una de las medidas que pueden tomar los afectados con cualquier sentencia en donde aparezca la firma de Hallivis es reclamar la nulidad por la falta de imparcialidad, de objetividad y de posible falta de honestidad, ya que trabaja dentro de la revista de defensa fiscal como uno de los fiscalistas del año y estos han sido querellados por diversos delitos entre los que destacad el fraude.

Y las Finanzas de los Estados. En Chiapas los secretarios del trabajo y de Finanzas son la corrupción misma, ¿Van a quedar impunes por estar peje cobijados en la mirada benévola de nuestro Tlatoani el impoluto? En Puebla Antonio Gali parece que se dedicaba a despachos de Outsourcing y llego  a ser el gobernador de este pobre estado, la impunidad ha sido la marca de la casa de las administraciones del asesino loco de calderón y del defenestrado Peña Nieto.

¿Qué hacer con los corruptos más pequeños? En el mismo SAT la corrupción es una constante, y no se diga en las Aduanas, en donde la economía y la planta productiva de México han disminuido ya que los encargados de controlar estas dependencias son el problema en sí mismos.

Cómo podemos ver, el problema de la corrupción y del mal manejo de las dependencias están en todas partes en todo el país, en los estados, las instituciones y el problema son las personas que las dirigían o siguen enquistados buscando otra chamba en donde robar más y mejor.