Todos los candidatos tienen la respuesta de todos los problemas de México y de Mundo. Lo malo es cuando tienen que cumplir sus promesas. Meade, el hombre que sabe equilibrar el presupuesto a base de gasolinazos. Anaya el hombre del lavado de dinero. López Obrador, el menos malo de todos. Los grandes problemas que va a enfrentar la siguiente administración pública.

Todo comenzó con el Outsourcing fraudulento. Y surgieron los fiscalistas del baño y de letrinas. Aparecieron después las empresas fantasmas. Y llegaron las facturas falsas. Y así surgió el fraude fiscal. Fraude financieros para escapar con el botín. El dinero de procedencia ilícita hizo nacer al lavado de dinero. Y la suma de fiscalistas y empresarios hizo surgir a la delincuencia organizada. Ahora los delitos ya son parte del esquema fiscal y financiero en México.