Sobre aviso no hay engaño. El perro que ladraba y ladraba y todos molestaban. Lo van a soltar. ¿Cuáles son las opciones de los Contribuyentes? Regularizarse. NEGOCIAR. PAGAR Y PAGAR. Acuerdos Conclusivos. Creer que no pasa nada. Buscar al hijo de perra que le vendió la factura diciendo que como doctor chocolate, garantizaba su inversión. O buscar la asesoría fiscal del verdadero experto.

Miles y miles de cursos de fiscaleros y expertillos en nada. Lo de moda, el derecho Penal Fiscal, hay que aprovecharlo. ¿Realmente es tan sencillo de aprender en dos fines de semana? La realidad de los procesos Penales Fiscales. No hay tiempo, lugar u oportunidad para aprender. Las fallas del defensor, las paga el cliente. Y con muchos años de libertad y su patrimonio.