LA ESTRATEGIA FALLIDA DEL COMBATE A LA DELINCUENCIA DE AMLO, Delito que no se castiga, se repite. Perseguir al delito y pejerdonar a los criminales, esto no va a acabar nunca.

 

Cuando falla la estrategia, falla el resto del plan. No han aprendido de las pillerías de Calderón y de Peña Miento. El caso Chiapas, el mayor criminal es premiado. Y el caso Ebrard, perdonado doce veces. El objetivo del combate al crimen. ¿Cuáles son los delitos a perseguir? ¿Cómo se debería estructura la campaña para erradicar al crimen? La UIF no reúne las competencias de investigación. Por eso es una lucha pérdida antes de comenzar.

Cuando falla la estrategia, falla el resto del plan. Este gobierno acaba de comenzar una lucha frontal contra la mayor delincuencia de México, como lo es robo de gasolinas, falta el combate al tráfico de facturas fiscales falsas, pero la estrategia es pésima, se persigue al delito, pero se perdonan a los delincuentes, es la peor estrategia que nadie, incluyendo al peje, puede tomar.

Y esto es simple, el delincuente va a regresar a delinquir, existe un aforisma,

Delito que no se castiga, se repite.

No han aprendido de las pillerías de Calderón y de Peña Miento. El combate al narcotráfico fue un mala broma con estos ladrones, simplemente el mismo gobierno estuvo a las órdenes y al servicio del narco, pero el costo de esta pantalla, es de 250 mil muertos, un genocidio dirigido desde los Pinos, el costo económico solo en facturas falsas es de 2 billones de pesos al año, pero el robo de Pemex, de la luz y de la delincuencia común, llega a ser mayor al presupuesto de la Federación.

El caso Chiapas, el mayor criminal es premiado. El peor criminal de  todos los goberladrones es cercano al prejidente de la república, y eso le permite la mayor impunidad de México, lo que nos revela que el combate a la corrupción, es un engaño, una pantalla y las cosas van de mal en peor en Chiapas y en todo el país, porque los criminales o son perdonados o están en el gabinete.

Y el caso Ebrard, perdonado doce veces. Hace pocos años, el fracaso y el robo de la línea doce del metro, era el escándalo, pero solo basta huir a Francia, vivir como rey y regresar con el político que ganaría la presidencia para recuperar los cotos del poder, es el caso de Marcela Erbrad, en donde el peje perdón fue a la vista, ¿Y qué pasó con los miles de millones de peso desaparecidos en la línea 12 del metro? ¿Y qué sucedió con el escándalo de los vagones que desaparecieron o se alquilaron en el metro con Marcela?

El objetivo del combate al crimen. Esta es la pregunta más básica que nadie en el actual gobierno se ha hecho, ¿Qué buscan realmente con sus estrategias fallidas de combatir al robo de combustibles o al tráfico de facturas? Abatir el robo, pero dejar a los criminales en el sindicato y en Pemex, el combate al delito, les permite a los criminales conservar el dinero robado, así que los deja en control, los deja con el botín, ¿seguro que no va a repetir el esquema del crimen?

¿Cuáles son los delitos a perseguir? Pero comencemos por lo básico,

  • ¿Qué tipos de delitos se busca abatir? los homicidios, el tráfico de drogas, la evasión fiscal, el robo de combustibles, y una vez que tengan claro este punto, pueden pensar en el siguiente aspecto.
  • ¿Cuál es la estrategia para conseguir estos objetivos’
  • ¿Cómo van a identificar a los principales delincuentes o ya han sido perdonados porque son la clase dorada de la política mexicana?

¿Cómo se debería estructura la campaña para erradicar al crimen? Existe realmente la voluntad política para enfrentar directamente al crimen en México o todo es una vacilada más de don chimoltrufio que a veces hace cosas muy buenas y otras, no sabe ni lo que quiere, es como Gaona, el ave de las tempestades o hace un faenón o lo sacan a cojinazos, son tardes de luz o de sombras.

Proteger a unos cuantos mampitos porque son cercanos al que le daba dinero, es la peor de las voluntades, y la verdad, saldrá a la luz, más temprano que tarde, pero en Chiapas, el desastre está cada día más cerca y apenas lleva un mes de desgobierno, pero arrastra los pecados pasados.

La UIF no reúne las competencias de investigación. Esta es una dependencia que depende de la SHCP, no es una agencia investigadora como se confunde el titular de esta dependencia, Santiago Nieto que conoce bien los delitos electorales, pero que no es experto en lavado de dinero o en fraudes fiscales, y la curva de aprendizaje sobre la marcha y a todo vapor, no es agradable.

Tendría que buscar a profesionistas que tengan los conocimientos necesarios en las materias de lavado de dinero y delitos fiscales, pero estos no abundamos en México.

Por eso es una lucha pérdida antes de comenzar. Sin una estrategia inteligente que defina los objetivos a combatir los delitos ya especificados, los que están en el gobierno que son bastante ineficientes, no van a poder,

Tomemos como ejemplo a Aristónteles Núñez, el más tarado de los jefes del SAT que ha babeado en esas oficinas, acaba de declarar que es más barato que roben gasolina que controlarlas, y este pedazo de imbécil es el que recaudaba el dinero de los impuestos, un idiota de nacimiento no lo habría podido superar, por eso la evasión fiscal, se convirtió en el primer delito en México.