Alcanzan 3% de PIB las deudas fiscales

Los mayores deudores son las empresas o personas morales

Reforma. viernes, 01 febrero 2019 | 06:52

Ciudad de México.- La deuda de los contribuyentes con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cerró en 2018 en 747 mil 177 millones de pesos, equivalente a 3.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Los mayores deudores son las empresas o personas morales que acumularon 592 mil 687 millones de pesos al cierre del año y el resto son de personas físicas.

De los adeudos totales, el 51 por ciento no son reconocidos por los contribuyentes y enfrentan un proceso legal, es decir, son adeudos en calidad de controvertidos.

En este caso, el fisco no puede realizar ninguna acción de cobro mientras se dirimen en tribunales.

Del resto, 38 por ciento son deudas factibles de cobro, mientras que 11 por ciento son baja probabilidad de cobro.

Especialistas señalan que en el sexenio anterior la estrategia de verificación del SAT generó más juicios y controversias por parte de los contribuyentes.

Jorge Ayala Cabello, auditor financiero del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) explicó que esto fue resultado de la verificación de operaciones que permitió la reforma fiscal de 2014.

Alejandro Arzate, de la comisión fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), coincidió que durante el sexenio anterior hubo una estrategia de recaudación agresiva y eso generó más juicios.

Presenta UIF denuncias; congelan 33 cuentas

Empresarios, ex empleados de Pemex, ex alcaldes y gasolineros se encuentran entre las personas denunciadas por la UIF de la SHCP por presunto robo de combustible. De acuerdo con la información presentada por el titular de la UIF ante los integrantes de la Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, desde el inicio de la estrategia contra el robo de combustible se han bloqueado las cuentas bancarias de 33 personas relacionadas de manera directa con dicho delito y de 188 involucradas de forma indirecta.

Autoría: Mayolo López y Martha Martínez