SAT Contra Socios de Empresas Deudoras.

Con mayor frecuencia se observa que el Servicio de Administración Tributaria procede a los juicios de responsabilidad solidaria, para tratar de recuperar los créditos fiscales que no pudo cobrar completamente a las personas morales, así lo estableció PRODECON.

Ahora bien si por alguna causa una persona moral no pagó en su totalidad su crédito fiscal, la autoridad hacendaria cuenta con la facultad de cobrarles a los representantes legales, a un socio solidario o a los socios de la empresa, que se les toma como un segundo deudor.

Uno de cada veinte asuntos jurídicos de personas morales ante el SAT, procede a aplicar la responsabilidad solidaria y últimamente la autoridad ha estado cuidando los procedimientos jurídicos para ganar los casos ante los tribunales.

No obstante, que este procedimiento jurídico resulta complicado y se encuentra regulado en el Código Fiscal de la Federación. Por ello, el SAT intenta cobrar directamente a la persona moral responsable, pero si no puede, se pueden ir con los socios accionistas para que respondan con la parte proporcional.

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente observó que el SAT realiza más auditorías a las personas morales que a las personas físicas, ya que cuando se dicta un crédito fiscal resultan más interesantes los ingresos que se pueden recaudar de una persona moral.

Si por alguna causa la persona moral no paga al 100% el adeudo pendiente, la autoridad tiene la posibilidad de recurrir a otras instancias como son los representantes legales, de acuerdo a un procedimiento vigente, ya que se le considera como un segundo deudor.

Ese supuesto no aplica con las personas físicas, si a ellas no se les puede cobrar, difícilmente se podrá́ encontrar a otra para que responda por esas deudas obvio.

Asimismo, los asuntos de responsabilidad solidaria también los pueden aplicar instituciones como el Infonavit y el IMSS, lo que sí es una facultad vigente.