SHCP quiere frenar la caída de la economía

El Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestales se rediseñará para convertirse en un mecanismo contracíclico, es decir en un instrumento para contener el freno de la economía.

Enrique Quintana

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, comentó ayer un cambio de estrategia muy importante en la política económica.

Aquí le hemos comentado insistentemente en la necesidad de una redefinición de la política fiscal para hacerle frente a la desaceleración de la economía, lo que parece que ya está en fase de preparación.

Ello va a requerir un conjunto de cambios legales, pues la regulación del fondo mencionado, que tiene recursos en este momento por 280 mil millones de pesos, impide que éste pueda utilizarse para reactivar la economía sino subsanar pérdidas de ingresos del gobierno, al margen de la trayectoria de la economía.

Seguramente este planteamiento va a causar polémica, pero será muy sano que se presente.

Habrá otra parte de la modificación de las reglas que seguramente producirá aún más controversia: el uso de otra parte de este fondo para el pago de la deuda de Pemex, en principio la mitad, alrededor de 7 mil 500 millones de dólares.

Con ello, la apuesta es que se genere un golpe de confianza en la viabilidad financiera de Pemex.

La crítica que hicieron las calificadoras y los inversionistas al paquete de rescate que se anunció hace algunas semanas es que realmente no había recursos nuevos.

En el nuevo planteamiento, que se dará a conocer en un par de semanas aproximadamente, se liberará presión de vencimientos a Pemex, dándole un mayor margen de maniobra financiera.

La apuesta del gobierno es que este hecho no afecte negativamente la perspectiva de las finanzas públicas y sí mejore sustancialmente la de las finanzas de Pemex.

Veremos si la apuesta resulta ganadora.