Auditorías del SAT aumentaron su rentabilidad en el 2018

El número de auditorías el año pasado ha sido el menor del que se tiene registro; la recaudación récord se dio en el 2014. Pasó de 48.4 a 54.8 pesos POR CADA PESO INVERTIDO en la fiscalización

Belén Saldívar. 21 de marzo de 2019, 22:49

Las auditorías que realiza el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a contribuyentes incrementaron su rentabilidad en el 2018. Datos del fisco refieren que el año pasado por cada peso que el SAT invirtió en las auditorías, logró recuperar 54.8 pesos.

La cifra es mayor a la que se registró en el 2017, cuando el SAT recuperó 48.4 pesos por cada peso que invirtió en la fiscalización de los contribuyentes. No obstante, queda ligeramente por debajo del récord del SAT en el 2014, donde por cada peso recuperó 55.2 pesos.

En el 2018, el órgano recaudador, ahora a cargo de Margarita Ríos-Farjat, logró recuperar 191,563 millones de pesos a través de los actos de fiscalización, monto 12% mayor en términos reales a lo que se obtuvo en el 2017.

Lo recaudado se logró con un presupuesto de 3,496 millones de pesos, con lo cual la autoridad fiscal llevó a cabo 63,337 actos, esto es 53.4% menor a los que realizó en el 2017 con un presupuesto similar.

Además, el número de auditorías que realizó el SAT el año pasado ha sido el menor del que se tiene registro.

“A partir del 2015, las auditorías se han focalizado en combatir conductas como simulación de operaciones o emisión de facturas apócrifas, con el objetivo de propiciar un mayor cumplimiento voluntario”, refirió el SAT en su último Informe Tributario y de Gestión.

Gran apoyo en la tecnología

Expertos en el tema refirieron que el incremento en la rentabilidad de las auditorías se debió a que el fisco se ha apoyado en el uso de nuevas tecnologías para fiscalizar, de mejor manera, a los contribuyentes.

“Los sistemas han ayudado mucho a hacer más ágiles las auditorías. La rentabilidad se ha logrado a través de la implementación de la nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

Al momento de que uno pide factura, el SAT ya conoce tu capacidad de gasto y a partir de los CFDI de nómina, se conoce la capacidad de ingreso.

“Lo anterior ayuda al fisco a conocer al contribuyente”, refirió Herbert Bettinger, experto fiscal.

En este sentido, agregó que el contribuyente es fiscalizado diario, por lo cual el SAT no tiene necesidad de hacer tantas auditorías como antes.

Los analistas coincidieron en que es probable que, conforme se siga con la implementación de tecnología, la rentabilidad de las auditorías siga en aumento, con lo cual el SAT sería más efectivo.

“El SAT tendrá una revisión continua para verificar el cumplimiento de todo lo electrónico. Es probable que veamos una rentabilidad similar a la de este año o un poco mayor”, acotó Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal México.

Adeudos crecen

Las cifras del SAT señalan que el año pasado los contribuyentes adeudaron al SAT un total de 747,177 millones de pesos en créditos fiscales, cifra mayor en 21.4% en términos reales a lo adeudado en el 2017. En total, la cartera de adeudos del órgano recaudador contabilizó 1 millón 634,976 créditos fiscales.

Es en la Auditoría Fiscal Federal en donde el SAT registró el mayor monto de adeudos fiscales. En la Administración General hubo 262,116 créditos fiscales por un monto de 398,101 millones de pesos.

Le siguió la Administración General de Grandes Contribuyentes, en donde se registraron 5,292 adeudos por un monto de 171,734 millones de pesos. En tercera posición se ubicó la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior, en donde los créditos sumaron 34,174 por un monto de 60,674 millones de pesos.

Un adeudo fiscal, también conocido como crédito fiscal, es lo que se genera por los impagos o multas por parte del contribuyente, por lo cual le queda a deber a la autoridad fiscal y debe buscar la manera de pagar dicho adeudo o bien, si está inconforme con éste, buscar un medio de defensa.

Por otro lado, el SAT informó que en el 2018 logró recuperar 62,807 millones de pesos de adeudos fiscales, lo que significó un incremento de 46% respecto a los 40,995 millones de pesos que recuperó en el 2017. Del monto que obtuvo el fisco, 879 millones de pesos corresponden a pagos de ejercicios anteriores al 2018.

Si bien existen algunos adeudos, tienen baja probabilidad de cobro, los analistas refirieron que es muy importante para el SAT recuperar este dinero, sobre todo ante los planes del gobierno de impulsar nuevos programas sociales.

“Sí es posible tratar que los montos de adeudos no crezcan a través de una presencia de la autoridad y, sobre todo, de una cooperación, con los notarios al momento de constituir una sociedad, que sean más cuidadosos para tratar de disminuir las empresas fantasmas”, expuso Herbert Bettinger.

Por su parte, Manuel Toledo refirió que la autoridad debe hacer campañas para que los contribuyentes autocorrijan su situación fiscal para evitar este tipo de adeudos e, incluso, dar opción a pagarlos en parcialidades.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.