Diccionario electoral Mexicano para dummies

Hay palabras y términos que sólo se usan en tiempos electorales, aquí damos comienzo a una guía para entender mejor las campañas; todos los días habrá términos nuevos

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de junio.- Sólo en tiempos electorales escucharás términos como "mapache", el "rasurado del padrón", el "ratón loco", que se han acuñado desde tiempos priistas. ¿Sabes qué significan? Aquí, una pequeña guía, que se irá enriqueciendo día con día, con aquéllas palabras sólo de estos tiempos.

Carrousel: No, no se trata del juego de la feria. Pero sí tiene algo que ver con dar vueltas. Sólo que en ezte caso se trata de un grupo de personas que son llevadas o acarreadas con varias credenciales de elector (haciéndose pasar por esas personas o bien con credenciales falsas) para votar por un candidato en particular. ¿Te suena familiar?

Cargada: Otro bonito término acuñado en los tiempos que el PRI estaba en la Presidencia de México, y no es otra cosa que el apoyo zombi de organizaciones, sindicatos, incluso partidos, a un candidato en particular. Casi siempre se manifiesta poco después de haber sido designado al aspirante en cuestión.

Acarreo: Conocida práctica que “facilita” el transporte de votantes cautivos a las casillas que les corresponde. Se les suele “invitar” y acompañar por militantes de un partido X. También se les invita la clásica torta (a veces en estado de potencial intoxicación) y refresco.

Apagón: Otra de las prácticas creadas y perfeccionadas por los priistas. Consiste en interrumpir el suministro eléctrico para aprovechar la oscuridad y llevar a cabo, por ejemplo, la operación tamal; el robo de urnas o simplemente armar un zafarrancho.

Concertacesión: En términos simples, negociar de manera extraoficial ("en lo oscurito") desde una candidatura hasta una gubernatura.

Dedazo: La designación "democrática" (unilateral) de un cargo o candidatura por parte del líder o cabeza de una organización.

Desobediencia civil: Cuando un grupo de ciudadanos considera que se viola el sentido de la justicia y, pese a respetar a la Constitución, actúan de manera contraria a una ley o política de gobierno.

Distrito electoral: Es la delimitación geográfica electoral. Hay 300 de estos distritos y su tamaño se define de dividir la población total del país entre 300.

Encuesta de salida: Un cuestionario que se realiza a los electores tras las elecciones para conocer por quién votaron.

Espaldarazo: El apoyo del partido a un candidato o político en general.

Fórmula electoral: Las normas, procedimientos y cálculos para convertir los votos en cargos públicos.

Fuerzas vivas: Los militantes, los seguidores de un candidato o partido.

Voto en blanco: Es el voto desperdiciado porque será anulado. Lo “emite “el ciudadano cuando su mente no define por quién votar, séase porque no se acuerda de quiénes son los nombres que están escritos en la boleta electoral o simple y sencillamente ninguno de los candidatos lo conquistó. Periodo electoral: Inicia cuando los candidatos son elegidos por los partidos políticos. Después se van de gira nacional y por las multitudes que los veneran adquieren el síndrome rockstar: creen que el país los ama (con todo y escenario incluido).   Después, se enfrentan en  batallas campales entre ellos por conquistar a sus fans (los seguidores)  y reclutar a los que nunca se han interesado en política.

Operación tamal: Acción de rellenar la urna, con boletas electorales previamente robadas y tachadas con el candidato que ordenó la Operación Tamal.

Acarreados: Personas que, en vista de no tener algo útil qué hacer en su vida, reciben cartulinas, pancartas y en ocasiones una “pequeña remuneración” ” (torta de jamón o boing de tamarindo), a cambio de gritar y aplaudir con entusiasmo en apoyo a los candidatos… siendo en ocasiones mera fachada.

Guerra Sucia: Dícese de todo político o partido que ventila los presuntos trapos sucios del adversario (sobre todo de su pasado) para hacerlo quedar mal y “ayudarle” a caer en las preferencias electorales. Todos recurren a esta táctica, aparentemente sin “darse cuenta” de ello.

Mapache: Esta especie abunda en tiempos electorales. Su nombre alude al mamífero que parece portar un antifaz. En el caso del día de las elecciones, los “mapaches” no usarán antifaces pero sí intentarán hurtar urnas completas llenas de votos, que no favorezcan a su patrón mapache. Los mapaches electorales se mueven en manadas y están perfectamente organizados,  en muchas ocasiones en complicidad con otros mapaches que están en las casillas.

Mapache: Se le conoce así a los delincuentes electorales. Alude a la similitud entre la franja que rodea los ojos del animal con la imagen clásica de un ladrón con antifaz.

Muertos Votantes. Cuando el partido de gobierno, hace que hasta los muertos voten por el candidato oficial, salen de sus tumbas a votar por el candidato oficial.

Carro completo. Cuando el partido oficial se lleva todos los puestos políticos de elección popular, a veces hasta con el 110% de los votos.

Pasar la charola: Recaudar fondos entre los militantes (en particular los de mayores recursos, como empresarios).

Rasurar el padrón: Borrar a electores de la lista nominal.

Ratón loco: Cambiar de última hora la sección electoral en la que los ciudadanos.

Representación proporcional: Sistema en el que se garantiza tomar en cuenta los votos de todos los ciudadanos. Se busca equilibrar el sistema de mayoría relativa, en el cual el que gana, gana todo. En este sistema se basa la designación de diputados plurinominales.

Panfleto: Generalmente se usa en forma de volante (hoy es muy socorrido el e-mail y el Twitter con el conocido hashtag) y, sí, volará por grandes zonas para llegar al mayor número de personas posibles. Casi siempre difunden cosillas del pasado del contrincante, de preferencia que tengan que ver con asuntos de infidelidades, grandes secretos de familia o cuentas bancarias en Suiza o Las Islas Caimán.

Padrón rasurado: Dícese de la acción de eliminar la voz y voto del electorado, con el propósito de –por mis pistolas-- de erradicar la posibilidad de que el partido rival se declaré victorioso, logrando la frustración de la ciudadanía  y la alegría de unos cuantos.

Proselitismo: El tiempo libre que ocupan los candidatos en giras para tomar el aire, practicar la demagogia y arrejuntar gente potencial que le ayude a llegar a un cargo público.  rejuntar gente potencial que le ayude a llegar a un cargo público. 

Ratón loco: El votante (al que se le llamará ratón) será confundido a propósito el día de las elecciones para que no pueda sufragar. Se intentará enloquecer al votante (o sea al ratón) alterando la lista donde debiera estar su nombre. Es decir, la casilla más cercana a su domicilio. Cuando haga un intento más de votar, ir a otra casilla, los enloquecedores de ratones habrán repetido el procedimiento. Y así al infinito, hasta que el ratón (votante) desista.

Urna: La caja cuadrada y de color blanco donde se acumulan los votos. Y los candidatos tienen puestas todas sus esperanzas.

Urna embarazada: Introducir en una urna electoral, de manera previa a las elecciones, boletas marcadas a favor de un candidato o partido en particular