Tenga cuidado con la discrepancia fiscal al hacer su declaración

Es una de las grandes herramientas con la que cuenta el fisco federal para descubrir el ocultamiento de ingresos por parte de las personas físicas

Todos trabajamos para para satisfacer nuestras necesidades inmediatas, mediatas y futuras, siempre por la creación de un patrimonio personal y familiar, que en ocasiones es obtenido total o parcialmente por ingresos que no se declararon, ni mucho menos pagaron impuestos, estos resultan sumamente difíciles de localizarlos para la autoridad, pero en cambio, es muy fácil saber en qué fueron gastados o invertidos, eso siempre deja rastro, sean en manos de terceros, registros, instituciones bancarias, etcétera. Así la fórmula es sencilla, una persona obtuvo cuando menos los ingresos suficientes para realizar esas erogaciones.

Sin embargo, esta regla general tiene sus excepciones, siendo común que una persona física pueda tener en un ejercicio fiscal, erogaciones o gastos superiores a sus ingresos declarados por resultado de operaciones, sin ser necesariamente de ingresos omitidos; por ejemplo, puede tratarse de una donación o préstamo bancario, situación que le genera en sus flujos una posibilidad de gastar más del ingreso. Se trataría de una discrepancia fiscal, salvo prueba en contrario conforme a lo establecido en el artículo 90 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

Estamos ante una discrepancia fiscal cuando existe una diferencia o desigualdad de resultado de los declarado con lo erogado, esto es, de la comparación de los ingresos y los gastos del contribuyente, donde éstos últimos son superiores, es decir, se configura se realizan erogaciones superiores a sus ingresos declarados dentro de un determinado ejercicio. Para su mejor desarrollo, con las últimas reformas se permitir el seguimiento del procedimiento de discrepancia fiscal a todas las personas físicas, aún y cuando no estén inscritas en el Registro Federal de Contribuyentes. Además, se despeja con precisión y puntualización que en el concepto de erogación también están considerados los “depósitos en cuentas bancarias”, ya que antes sólo se refería a las inversiones financieras. Ahora, para más efectividad se deben tomar en cuenta los siguientes dispositvos fiscales que facilitan su ejecucción:

En el artículo 10 del CFF se establece que las personas físicas que no realizan actividades empresariales, cuenten con su domicilio fiscal, del local que utilicen para el desempeño de sus actividades. Igualmente se establece como sanción legal, que será la casa-habitación, cuando no cuenten con uno que reúnan las características señaladas, refiriéndose específicamente al sector informal del comercio, en cuyo caso contarán con cinco días para acreditar lo contrario, esto es, que su casa-habitación no corresponda a su domicilio fiscal, por contar con otro distinto para tales fines.

En el artículo 27 del CFF se contempla que los fedatarios públicos deberán presentar una declaración informativa de las operaciones consignadas en escrituras públicas y los datos de las personas involucradas en su celebración, además de dejar los plazos de cumplimiento anual para quedar de manera mensual.

En el caso de una orden de visita domiciliaria, se establece en el artículo 43 del CFF, como excepción, de omitir el nombre del sujeto visitado, cuando no sea posible identificarlo, además en revisiones de gabinete, en su artículo 48 se prevé que tratándose de personas físicas, también se podrá notificar en el lugar donde se encuentren.

La autoridad ha establecido una serie de mecanismosa través de los cuales obliga a terceros relacionados con los causantes a proporcionar información de sus operaciones, lo que se traduce en la fuente documental de donde deriva el descubrimiento de las erogaciones no declaradas, obteniéndose a través de:

  1. Información sobre operaciones con terceros;
  2. Declaración de clientes y proveedores;
  • Pagos y retenciones a personas físicas;
  1. Informes de donativos, préstamos o premios obtenidos;
  2. Operaciones realizadas que causan IVA;
  3. Operaciones en regímenes fiscales preferentes;
  • Pagos de dividendos;
  • Fideicomisos;
  1. Operaciones celebradas en efectivo y en moneda nacional, extranjera o metales preciosos, superiores al equivalente a $100,000.00 pesos;
  2. Pagos efectuados al extranjero;
  3. Información de compañías prestadoras de servicios, tales como son energía eléctrica, agua potable, telefonía, casas de bolsa, etcétera;
  • Registro Público de la Propiedad y de Comercio;
  • Adquisiciones de automóviles nuevos;
  • Intercambio de información con el INEGI;
  1. Información del sistema bancario sobre cuentas bancarias, tarjetas de crédito y otros instrumentos;
  • Acuerdos internacionales de amplio intercambio de información tributaria.
  • FATCA y cualquier acuerdo de intercambio de información fiscal.

Con el acceso a esta información, procesada y enviada por terceros para dar cumplimiento a las diversas disposiciones, el fisco cuenta con una base de datos sobre la disposición de los recursos de las personas físicas, sistema que permite realizar comparativo de esa información con la proporcionada, en cada declaración. En el artículo 90 de la LISR se señalan las reglas para llevar a cabo tal revisión, iniciando con una carta del SAT; indicándonos que estamos gastando más de lo que tenemos de ingresos, otorgando un plazo de 15 días para rendir sus razonamientos para desvirtuar su contenido, concediendo otros 20 días para aportar las pruebas respectivas, de no hacerlo se liquidará el impuesto respectivo. Es de destacar que ante estas actuaciones los contribuyentes pueden aportar las pruebas necesarias para aclarar las supuestas irregularidades, sin limitante alguna y permitiendo de todo tipo, mientras demuestren las razones que los justifique como ingresos no objeto de ISR, esto claro si se cuenta con esos elementos. Si no se formula inconformidad o no se prueba el origen, se estimará como ingreso consentido.

Además, una reflexión que justifica que debemos tomar con profesionalismo y analizar cada caso para valorar la atención que se le va a sugerir a los contribuyentes es que el permitir considerarlas como parte de una discrepancia se traduce en una conducta ilícita, considerada como delito equiparado a defraudación fiscal, contemplada en el artículo 108, de acuerdo con su diverso 109, fracción I ambos del CFF.

Este tipo de medidas aplicadas por la autoridad fiscal tienen como finalidad el fortalecimiento de las arcas públicas y la detección de lavado de dinero, a la par con la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, misma que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de octubre de 2012, entrando en vigor a partir del 17 de julio de 2013, para así ajustarse y hacerse llegar a una situación compatible con las necesidades de un Estado funcional.

Derivado toda la información con que cuenta y de la tecnología a su alcance la autoridad hacendaria cuenta con mejores herramientas para identificar fácilmente las irregularidades, por esto debemos tener mejores controles en nuetsros registros de los gastos efectuados y confrontarlos con los datos reportados en la declaración del ejercicio, y declarar nuetsros ingresos de aucuerdo con los obtenidos en realidad.


EXPOSITOR. 

  1. ARTURO URBINA NANDAYAPA.-MAESTRO Y DOCTOR EN DERECHO FISCAL POR LA UNAM.-ABOGADO POSTULANTE EN MATERIA DE DELITOS FISCALES DESDE 1991.-AUTOR DE NUMEROSOS LIBROS SOBRE DERECHO FISCAL.-EL MEJOR VISIONARIO DE MEXICO.

 

FECHA:

VIERNES 21 JUNIO 4:00 PM A 9:00 AM

SABADO 22 JUNIO 9:00 AM A 2:00 PM

HOTEL SMART CANCUN BY OASIS

 

INVERSIÓN del curso-taller es:

$4,500.00 IVA incluido.

 

Incluye:

-Expositor de primer nivel.

-Material digital de apoyo.

-Coffee Break.

-Constancia de Participación.

-A los participantes se les obsequiará un libro de la autoría del expositor.