Innecesario el artículo 69-B para inexistencia de operaciones

La facultad de anulación de la existencia de alguna operación se encuentra implícita de las contenidas para realizar una fiscalización

15 Abril, 2019

Dentro de las facultades de comprobación de las autoridades, en específico las contenidas en las fracciones II y III del Código Fiscal de la Federación, visita domiciliaria y revisión de gabinete, mediante tesis aislada la Prima Sección del Tribunal Federal de Justicia Administrativa considera que no sólo son para comprobar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, mediante su determinación de hechos y omisiones, sino que, implícitamente puede calificar si la documentación comprobatoria es suficiente para demostrar su realidad.

De esta forma, se posibilidad a que únicamente para la determinación, devolución o acreditamiento de las contribuciones, a través de la emisión de una resolución en la que de manera fundada y motivada determine si exis­ten las operaciones registradas y documentadas en su contabilidad, caso contrario al advertir su inexistencia declare su anulación para efectos tributario únicamente. Se transcribe el texto de la tesis aislada donde se arriba a tal conclusión:

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN VIII-TA-1aS-13 FACULTADES DE COMPROBACIÓN DE LA AUTORI-DAD FISCAL.- A TRAVÉS DE ESTAS PUEDE DETERMINARSE LA INEXISTENCIA DE LAS OPERACIONES, EXCLUSIVAMENTE PARA EFECTOS FISCALES, SIN QUE SEA NECESARIO INICIAR EL PROCEDIMIENTO A QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN.- El artículo 42 del Código Fiscal de la Federación, en sus fracciones II y III, establece que las autoridades fiscales a fin de comprobar que los contribuyentes, los responsables solidarios o los terceros con ellos relacionados han cumplido con las disposiciones fiscales y, en su caso, determinar las contribuciones omitidas o los créditos fiscales, así como para comprobar la comisión de delitos fiscales y para proporcionar información a otras autoridades fiscales, tienen facultades: a) para efectuar una revisión de gabinete, para lo cual pueden requerir a los contribuyentes, responsables solidarios o terceros con ellos relacionados, para que exhiban en su domicilio, establecimientos, en las oficinas de las propias autoridades o dentro del Buzón Tributario, dependiendo de la forma en que se efectuó el requerimiento, la contabilidad, así como que proporcionen los datos, otros documentos o informes que se les requieran a efecto de llevar a cabo su revisión, b) para practicar visitas a los contribuyentes, los responsables solidarios o terceros relacionados con ellos y revisar su contabilidad, bienes y mercancías. Al respecto cabe destacar que en caso de que la autoridad fiscal, en uso de sus facultades de comproba­ción, detecte que una persona física o moral no acreditó la efectiva prestación del servicio o adquisición de los bienes, o no corrigió su situación fiscal, determinará el o los créditos fiscales que correspondan, y las operaciones amparadas en los comprobantes fiscales se considerarán como actos o contratos simulados para efecto de los delitos previstos en el Código. En efecto, el ejercicio de las facultades de fiscalización no se limita a detectar incumplimientos que deriven en la determinación de un crédito fiscal al contribu­yente omiso, sino que lleva implícita la posibilidad de que la autoridad verifique si efectivamente lo manifestado por el contribuyente corresponde a la realidad, es decir, si se han realizado las situaciones jurídicas o de hecho previstas en las disposiciones legales y si el sujeto revisado les ha dado los efectos fiscales correctos; de ahí que, la autoridad para estar en posibilidad de determinar que no se realizaron las operaciones declaradas por la actora, no se encuentra obligada a aplicar el procedimiento contenido en el artícu­lo 69-B del Código Fiscal de la Federación. En este tenor, es evidente que la autoridad fiscal sí cuenta con facultades para restar eficacia probatoria a los comprobantes fiscales, contratos y demás documentos relacionados, únicamente para la determinación, devolución o acreditamiento de las contribuciones, a través de la emisión de una resolución en la que de manera fundada y motivada determine si exis­ten las operaciones que el contribuyente registró y docu­mentó en su contabilidad y de ser el caso, que advierta que son inexistentes exclusivamente para efectos fiscales, sin que ello implique la anulación para efectos generales de ámbito tributario.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 763/17-06-03-7/ 1921/18-S1-03-04.- Resuelto por la Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administra­tiva, en sesión de 22 de noviembre de 2018, por mayoría de 3 votos a favor y 1 voto con los puntos resolutivos.- Ma­gistrado Ponente: Rafael Estrada Sámano.- Secretaria: Lic. Elizabeth Camacho Márquez.

(Tesis aprobada en sesión de 12 de febrero de 2019)