CURSOS:

 

Próximamente...

Traerá graves consecuencias. Pretender que maestros de inglés reciban su pago a través de empresas de outsourcing es un grave error que traerá serias consecuencias legales

a la autoridad.

Si no se paga la legalización de esos trabajadores sabemos que están incurriendo en una falta de pago de impuestos

El delegado estatal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Gregorio Macías Moreno dejó en claro que el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), como autoridad debe predicar con el ejemplo y no caer en esquemas de dudosa legalidad.

“Es un error lo que está haciendo el IEA y se pueden tener graves consecuencias, porque el outsourcing no es nadamás una subcontratación. Si no se paga la legalización de esos trabajadores sabemos que están incurriendo en una falta de pago de impuestos”, refirió el funcionario federal.

En entrevista, Macías Moreno hizo notar que la dependencia que encabeza en la entidad recomienda de manera permanente que los empresarios no trabajen bajo este esquema, el cual se encuentra muy lejos de ser la solución a ninguno de los problemas de contratación.

“Piensan muchos directivos de empresa y ahora también el gobierno que el outsourcing los va a salvar de crear una relación laboral con los trabajadores y con los maestros, pero eso es mentira. Yo creo que no es lo más correcto que se tenga una relación laboral con los maestros mediante este esquema”, expuso.

Del delegado de la STPS en la entidad recordó que esta dependencia y los gobiernos de los estados firmaron un convenio con el presidente Enrique Peña Nieto para promover la formalización del empleo como una base fundamental para que los trabajadores gocen de seguridad social, estabilidad y que sus familias tengan la atención médica adecuada.

Recordó que quienes son contratados mediante esta modalidad no cuentan con servicios médicos, no hay acceso a una jubilación digna ni posibilidad de acceder a un crédito del Infonavit, Fovissste o cualquier otra dependencia similar.

La autoridad, estableció, es la menos indicada para sacar de la formalidad a sus trabajadores y dejarlos en la indefensión, además de que se manda un pésimo mensaje a los hombres de empresa.

“El IEA como autoridad pone el mal ejemplo, porque los patrones al ver que el gobierno trabaja con esas reglas, no tardarán en seguir sus pasos, en perjuicio de los trabajadores que hoy gozan de una seguridad social activa”, dijo finalmente.

Mario Ramos