CURSOS:

 

Próximamente...

AMLO incrementará inspecciones laborales

Entre las actividades que más se vigilarán destaca la subcontratación. Además se buscará atender los problemas de coordinación que existen entre las autoridades fiscalizadoras como el IMSS y SAT para mejorar la eficiencia en la inspección.

Miércoles, 4 de julio de 2018. Allan Morgan

Para la administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador uno de los problemas que enfrenta México en materia laboral es la expansión de los procesos de subcontratación ilegal que atentan contra la inscripción o subregistro de los trabajadores a la seguridad social, el incumplimiento de las reglas de protección en el ramo de seguridad e higiene y la ausencia del pago del reparto de utilidades.

De acuerdo con el “Proyecto 18”, que engloba el plan de nación que tiene contemplado el virtual presidente, se propone ampliar el número de inspectores que garanticen la revisión de condiciones de trabajo, partición en programas de profesionalización y evaluación de desempeño.

Además se buscará atender los problemas de coordinación que existen entre las autoridades fiscalizadoras como el IMSS y SAT para mejorar la eficiencia en la inspección.

Primera etapa

Según el documento en primera instancia se propondrá integrar a 500 inspectores más para llegar a contar con un aproximado de 1,500, a fin de que al terminar el sexenio se logre cumplir con el 50% de la meta recomendada por la OIT (1 por cada 10,000 trabajadores).

De igual forma, se crearán protocolos de inspección para las distintas ramas de actividad, aprovechando la experiencia internacional y la ayuda técnica de la OIT.

Para realizar este ajuste se necesitará una reasignación de 156 millones de pesos al presupuesto otorgado a la Secretaría del Trabajo y sus delegaciones estatales, a fin de brindar 20,000 pesos mensuales de salario a los 500 nuevos inspectores y 30% de seguridad social. Además de un presupuesto de 50 millones de pesos anuales para equipamiento y capacitación.

Inspección por prioridades

El Proyecto 18 indica que se implementará un programa de modernización en la inspección con el uso de nuevas tecnologías, el cual permita en tiempo real monitorear el cumplimiento de las normas de trabajo.

El documento precisa que en Argentina se aplicó un modelo similar con el cual se logró combatir el trabajo no registrado, el cumplimiento de las normas laborales y el aumento en cinco veces de la tasa de regularización de los trabajadores.