Ejecutivos de bancos piensan que algo estallará en 18 meses: FT

En las cúpulas bancarias está surgiendo un consenso de que algo estallará, la cuestión es sólo qué, aseguró el 'Financial Times'.

Las renuncias y retiros de ejecutivos de algunos de los mayores bancos del mundo podrían ser una señal de que algo estallará en el mediano plazo, lo cual comienza a ser un consenso la industria, de acuerdo con el periódico Financial Times.

El rotativo destacó las salidas de jefes banqueros en los meses, entre ellas la de Lloyd Blankfein de Goldman Sachs y la de Christian Meissner de Bank of America, así como el anuncio del retiro de Francisco González de BBVA y el paso de Andrea Orcel de UBS a Santander. Otros dos ejecutivos europeos de Bank of America y de Citigroup también se fueron, añadió.

“Que un puñado de banqueros de alto rango renuncie simultáneamente normalmente no sería tan notable. Pero esta no es una coyuntura normal, ya sea en términos del estado de la banca o el estado de las economías y mercados a los que sirven los bancos”, indicó el diario británico.

Durante la conferencia bancaria anual celebrada en Londres la semana pasada, con Bank of America como anfitrión, los participantes notaron una baja asistencia y un mal humor en el ambiente, relató el FT.

“Todos esperan que algo salga mal”, afirmó un asistente al rotativo, el cual apuntó que pocos ejecutivos negarían que los mercados de acciones, precios de bonos, valores de propiedades y carteras de préstamos se encuentren en territorio de una burbuja.

“Parece estar surgiendo un consenso de que algo estallará en los próximos 18 meses más o menos. Es sólo una cuestión de qué”, señaló el Financial Times.

El “éxodo” de ejecutivos en los bancos, agregó, también podría leerse como un fin de ciclo y pone de ejemplo a Francisco González, quien se retirará de BBVA a los 74 años de edad, pero la mayoría de los personajes que han renunciado tienen alrededor de 50 años.

Se cumpla o no el desastre que se predice, dirigir un banco ya no es tan interesante como era antes de la crisis de hace 10 años, ya que las ganancias han disminuido y las restricciones en el sector aumentaron y esto hace que la gestión sea rutinaria, mencionó el rotativo.

Añadió que aunado a esto, los bancos europeos están batallando más que los estadounidenses. Según el Banco Central Europeo, el banco promedio de la eurozona generó un retorno sobre el capital de 6.6% en el primer trimestre de este año, mientras que un banco de Estados Unidos llegó a 11.2%, según datos de la Reserva Federal de San Luis.

Entre las causas de esto están el mayor crecimiento de la economía de los Estados Unidos, impulsado por los recortes de impuestos del presidente Donald Trump, y el tamaño de los bancos norteamericanos, ya que por ejemplo, JPMorgan tiene una capitalización bursátil cinco veces mayor que Santander.

Esto ha llevado a pensar a grupos europeos en fusiones, pero el pasado en esta materia no ha sido muy exitoso, recordó el FT.