¿Qué son las empresas 'fantasma'?

Aunque están legalmente constituidas son creadas con el único objetivo de facilitar la evasión fiscal y la corrupción

Luego de la revelación de "La Estafa Maestra", los casos de desvíos de recursos en entidades como Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, las empresas 'fantasma' han sido un tema muy sonado, ya que los protagonistas de estas historias, son políticos acusados de corrupción por utilizar estas para la simulación de contratos.

El artículo "El ABC de las empresas fantasmas" publicado por el diario REFORMA, explica que estas se tratan de empresas cuya existencia es legal, ya que están inscritas en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y se constituyen ante notario público.

Las empresas 'fantasma' han operado en México desde los años 60's y son consideradas un mecanismo que se utiliza para evadir impuesto, detallan.

Estas no generan empleos ni riqueza ya que son creadas con el único objetivo de facilitar la evasión fiscal y la corrupción.

¿Por qué se les dice así?

El reportaje explica que: "en los tiempos anteriores a que el SAT implementara sus sistemas informáticos –cuando las facturas eran de papel–, una práctica usual era que los nombres de las empresas y sus respectivos RFC fueran inventados, no existían para efectos legales ni fiscales. En consecuencia, las facturas eran apócrifas, sólo papel."

"En la actualidad, las empresas legalmente constituidas ya no falsean facturas, sino simulan la venta de bienes o la prestación de servicios.", mencionan.

Las operaciones que realizan son inexistentes, siendo esta la razón por la que se les considera 'fantasma'.

Explican que los comprobantes son “comprados” por contribuyentes, "quienes los utilizan para efectuar deducciones en el ISR y acreditamientos en el IVA. En su conjunto, la simulación da la apariencia de legalidad a actos de suyo delictivos", practica que era habitual décadas atrás y que poco a poco fue permeando en las dependencias de gobierno.

Entidades señaladas por desvíos

Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo y Sonora son algunas de las entidades en las que se levantaron investigaciones por esta práctica.

César Duarte, exgobernador de Chihuahua, es señalado por triangular recursos al Partido Revolucionario Institucional.

En Quintana Roo, Roberto Borge fue acusado de peculado, actualmente enfrenta un proceso legal por contratos fantasma con 26 empresas.

Guillermo Padrés, en Sonora, fue acusado por desviar recursos del Gobierno Estatal y transferirlos al extranjero.

En el caso de Veracruz, Javier Duarte hizo uso de 21 empresas constituidas durante su mandato. El grupo de firmas recibió contratos por 645 millones de pesos durante su Administración.

Nacional. 14 Ene 2018.  Vanguardia. Con información de REFORMA