CURSOS:

 

Próximamente...

Alertan sobre uso del ‘outsourcing’

El fiscalista Isaac Brown Yamamoto explicó las nuevas normas hacendarias para la subcontratación. Alertan sobre uso del ‘outsourcing’ El fiscalista Isaac Brown Yamamoto explicó las nuevas normas hacendarias para la subcontratación.

martes, 15 de mayo de 2018. GERARDO SÁNCHEZ/EL VIGÍA

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Ensenada, B. C.

El ‘outsourcing’ es semejante al colesterol, hay uno bueno y otro muy dañino, ejemplificó el fiscalista Isaac Brown Yamamoto, al explicar las nuevas normas hacendarias para la subcontratación de actividades o responsabilidades de una empresa a otra en México.

Brown Yamamoto explicó a los integrantes de dicho grupo que la tercerización o subcontratación, que todavía se oferta por algunos despachos administrativos o contables como una alternativa muy atractiva para reducir cargas fiscales y administrativas, ya no lo es tanto.

Al participar como expositor en la sesión semanal del Grupo Madrugadores de Ensenada, el especialista afirmó que a través de esa figura en el 2013 se cometió el mayor fraude fiscal del país, por lo que la respuesta de la Secretaría de Hacienda ha sido regular con rigor ese tipo de operaciones.

MÍNIMO IMPACTO A FAVOR

Actualmente, dijo, sólo el outsourcing tiene un efecto real en cuanto al gasto administrativo, pero fiscalmente las normas que se han establecido en el país han hecho que el impacto hacendario a favor de una empresa sea mínimo.

Informó que a partir de febrero de este año, la Secretaría de Hacienda cuenta con un aplicativo que permite conocer no sólo si la empresa a subcontratar está al corriente de sus pagos fiscales, sino también con otras obligaciones que deben ser exigidas por el contratante.

Señaló que sólo debe utilizarse esta subcontratación cuando se trate de trabajos especializados que no pueda realizar la empresa contratante, pero enfatizó no debe utilizarse indebidamente esa figura pues puede incurrirse en la acusación de una simulación fiscal lo que pudiera generar graves problemas legales y tributarios.