NO HAY AMPAROS CONTRA LA CONSTITUCIÓN.  Pablo Gómez. En contra de la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos

Puede procederse contra quienes no acaten el ordenamiento hasta por la vía administrativa, señala el diputado morenista Pablo Gómez Álvarez.

Diego Badillo. 18 de noviembre de 2018, 09:13

Si alguien quiere ir a un juzgado para promover algún recurso legal en contra de la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos que entró en vigor la semana pasada y en donde se establece que nadie puede ganar más que el presidente de la República, que vaya ¿a ver quién lo acompaña?, aseveró tajante Pablo Gómez Álvarez.

El diputado federal de Morena y quien creó y promovió la iniciativa de ley aprobada por el Congreso, según la cual ningún burócrata podrá ganar más de 108,000 pesos mensuales, aseguró que no hay posibilidad de que proceda ningún amparo contra esa ley.

“No hay ningún problema en la ley que pueda generar algún tipo de litigio, digamos, un juicio de amparo de que alguien que se inconforme porque la ley está basada en el artículo 127 constitucional y la Constitución no admite amparos”.

Dijo que la redacción de la ley se realizó de tal forma que pudiera evitarse la elusión por simulación de las normas que están en el Artículo 127 constitucional, “así que ningún poder, ninguna oficina, ningún órgano podrá eludir las reglas constitucionales”.

Incluso expuso que “todos aquellos que han estado violando la Constitución con el argumento muy penoso de que, como no hay sanciones, se puede violar la constitución (ahora no podrán hacerlo). Entonces van a entrar en vigor las sanciones y pueden ser denunciados ante el Ministerio Público y hacerse cargos de estas posibles violaciones a la ley que ya formarían parte del Código Penal”, abundó.

En ese sentido, refirió que, con el nuevo ordenamiento, aquellos infractores al mismo podrían incurrir en transgresiones de carácter administrativo y, por lo tanto, en su rol de servidores públicos pueden ser sancionados por la vía administrativa “si acaso no observan las disposiciones constitucionales y legales”.

El legislador de la fracción legislativa de Morena en la Cámara de Diputados destacó que el régimen de remuneraciones en cuestión alude a la totalidad de los servidores públicos del Estado mexicano. “Lo que está en la Constitución es para todos lo del Estado mexicano y, en cuanto a la ley, es para los servidores públicos de la federación”.

Tampoco ningún gobernador podrá ganar más que el presidente de la República.

Por otra parte, explicó que la ley está vigente desde el 6 de noviembre pasado, pero los servidores que ganan más que el presidente lo verán reflejado hasta el 1 de enero próximo, porque los presupuestos son anuales.

“El presupuesto que está en vigor es un presupuesto que termina el 31 de diciembre del año. Hasta entonces, tendremos una nueva remuneración que el nuevo presupuesto del 2019 le asigne al presidente de la República”.

Nadie podrá ganar más que el presidente de la República; eso ya lo dice la Constitución en el artículo 127, donde está establecido el nuevo régimen de remuneraciones. Esto es una cosa que está en vigor desde hace nueve años”.

Expuso que la ley fue uno de los primeros temas en ser discutidos y aprobados en el Congreso, porque existía la urgencia de que quedara establecido antes de que se discutiera el paquete económico del año siguiente.

“Entonces, para que todo ese conglomerado, que genera directamente el proyecto de presupuesto presentado ante la Cámara de Diputados, tuviera el tiempo suficiente para tomar en cuenta la legislación y hacer su proyecto de conformidad con la legislación, y no solamente el nuevo gobierno, que es el gran agregado presupuestal, aquí también entra la banca, entra todo”.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.