¿Qué es la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana y en qué consiste?

Nuestro columnista, Alejandro Bolaños, especialista del Colegio de Contadores Públicos de México, analiza puntualmente la iniciativa de ley presentada por Morena. Comentarios sobre la ignorancia absoluta del contador:

26 noviembre 2018. Alejandro Bolaños Pérez

La aplicación de la LFCC será encomendada a la Secretaría de Economía (SE), que, entre otras, tendrá las siguientes funciones:

  • Fomentar la cultura de la legalidad y del comercio formal.
  • Promover y realizar, así como celebrar convenios de coordinación para brindar facilidades administrativas a las personas físicas y morales que realicen actividades económicas.
  • Generar un entorno de confianza entre las personas físicas y morales que realicen actividades económicas y la administración pública federal, basado en el cumplimiento voluntario y permanente de las obligaciones regulatorias y fiscales.
  • Operar y administrar el Padrón Único de Confianza.

De la iniciativa de la LFCC destacamos lo siguiente:

Aun y cuando la economía nacional ha enfrentado grandes desafíos, ha logrado mantener cierta estabilidad, gracias a la diversificación de las actividades destinadas al comercio exterior y al mercado interno, adonde se dirige la mayor parte de la producción y prestación de servicios que se originan en el país.

Dicha estabilidad se debe a la perseverancia de las ciudadanas y ciudadanos, quienes contribuyen cada día al crecimiento de la economía nacional. De los 4.2 millones de unidades económicas que existen en México el 99.8% está conformado por pequeñas y medianas empresas, así como por microempresas.

La corrupción tiene un costo muy grande para la sociedad y la economía. El reporte del Foro Económico Mundial señala a la corrupción como el principal inhibidor de la inversión en México y, entre otros indicadores, ubica a México en el lugar 127 de 137 países en cuanto al desvío de fondos públicos.

El eje principal de la nueva administración es eliminar la corrupción en México, y para ello es necesario reconstruir la confianza de la ciudadanía en las instituciones de la administración pública.

“… Así, por ejemplo, el nuevo gobierno instaurará un nuevo esquema de cobro de impuestos basado en tenerle confianza al ciudadano, en lugar de tratarlo como un delincuente. Es decir, de pasar de la fiscalización al principio de buena fe”.

El gobierno democrático debe reconocer a quienes con tenacidad y empeño invierten, generan empleos, obtienen ganancias lícitas y se comprometen con el desarrollo de México.

Con base en lo anterior, en general, se propone la creación de la LFCC que funde las bases e instrumentos legales para renovar la confianza en la administración pública.

Con la inscripción al Padrón se presume la buena fe del contribuyente, con lo cual reducirá las inspecciones, algunas veces excesivas e innecesarias que pudieran fomentar la corrupción; con el padrón se busca pasar a un esquema de revisión por insaculación (sorteo), se brindarán estímulos para estar dentro de la ley y se desincentivarán los motivos para continuar con esquemas ilícitos.

En mi opinión, hay muchos temas que pudieran derivarse de esta iniciativa y dudas que, de ser aprobada, iremos despejando; por ejemplo, me surgen las siguientes dudas: ¿El programa será para todos los contribuyentes o solo para empresas medianas, pequeñas y micro? ¿Cuáles serán los requisitos e información que se debe proporcionar para el registro al padrón? ¿Hasta dónde se castigará el abuso de inscribirse al padrón?

Probablemente habrá muchos comentarios a favor y en contra de esta propuesta; sin embargo, en mi opinión es muy rescatable la idea de restablecer la confianza en las instituciones de la administración pública, que, en mi opinión, no son vistas como instituciones al servicio de los ciudadanos. Sino más bien como instituciones que están para dificultar la prestación de sus servicios y que los funcionarios aprovechan para obtener beneficios a través de la corrupción.

Sin duda, restablecer la confianza entre ciudadanos e instituciones beneficiaría a todos los ciudadanos. Esperemos que independientemente de esta iniciativa y todo lo que se pueda escribir al respecto, el nuevo gobierno fomente el restablecimiento de la confianza a través del ejemplo, y que los ciudadanos nos unamos evitando favorecernos con actos de corrupción, lo que sin duda generaría un círculo virtuoso en beneficio de México.

Comentarios sobre la ignorancia absoluta del contador: Es un análisis repetitivo que realiza esta persona, pero omite lo más importante, habla de que el órgano encargado de revisar el cumplimiento de obligaciones fiscales de esta ley es la secretaría de ECONOMÍA, pero esta NO TIENE FACULTADES PARA ESTA LABOR, ES PROPIA DE LA SHCP.

Así pues, nos encontramos con la misma ley desglosada por cualquier profesionista, esto no tiene mérito, es deletrear palabras, no explicar el significado de éstas.

Lo que debería hacer quien comenta una ley, es detectar errores, omisiones, o fallas de la ley en comento, como el caso de que la presente ley que tiene como función verificar el cumplimiento de obligaciones fiscales por parte de la Secretaría de Economía, dejando fuera al SAT y a la SHCP.

Otra falla de la mencionada ley es que cuando dice que su objetivo es para:

Fomentar la cultura de la legalidad y del comercio formal.

Clasifica al comercio informal como ilegal, lo cual es muy trascendente.