Diputados cierran la caja chica a los gobernadores

Los gobernadores del país deben de enfocarse en incrementar la recaudación y redistribuir sus gastos, El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en San Lázaro adelantó que el Ramo 23 no va a seguir funcionando y será sometido a una cirugía mayor.

Los gobernadores del país deben de enfocarse en incrementar la recaudación y redistribuir sus gastos, además de entender que el Ramo 23 será sometido a una cirugía mayor, advirtió el diputado Alfonso Ramírez Cuellar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en San Lázaro.

Previó a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con el presidente Andrés Manuel López Obrador y después de encontrarse con el gobernador de Coahilia, Miguel Ángel Riquelme; el diputado federal señaló que los gobernadores deben generar un compromiso para tener un gasto más racional y eficiente.

“Las cosas ya cambiaron. Se vislumbra que haya una especie de rebelión (entre gobernadores) por el Ramo 23, se está convirtiendo en este momento en la cara del federalismo y creo que no debe de ser así. Les hemos informado a todos y hemos platicado con ellos, el Ramo 23 no va a seguir funcionando, va a tener que ser sometido a una cirugía mayor”, advirtió Ramírez Cuellar.

Los gastos que no tenían reglas de operación también serán eliminados, toda vez que no se tolerará la dispersión de recursos sin reglas de operación y con base en “el clientelismo”.

El diputado dijo que muchos de los Proyectos de Presupuesto que han presentado los gobiernos estatales siguen sin adherirse a los objetivos de austeridad.

El Ramo General 23 es también conocido como Provisiones Salariales y Económicas y entre sus objetivos es otorgar recursos a entidades federativas y Municipios a través de fondos específicos. Sin embargo, ha sido señalada por la generalidad en las reglas de operación de los fondos a los que se destina y su poca transparencia.

“Los gobernadores y los presidentes municipales deben entender que hay un debate grande en torno al Ramo 23. Estamos exigiendo una reingeniería total, se van a tener que terminar los gastos que no tenían reglas de operación y que simplemente era un soltar recursos sobre la base del clientelismo, sobre la base de corrupción y dispersión de obras”, afirmó el diputado.