CURSOS:

 

Próximamente...

Tras hackeo, conoce la nueva regla para los retiros en efectivo

Las transferencias que se hagan de un banco a otro por montos mayores a 50 mil pesos, podrán efectuarse el mismo día, pero el retiro en efectivo o cheque podrá realizarse hasta el siguiente día.

El cliente tendrá en su cuenta el total de dinero depositado desde el momento en que sea autorizada su transacción y podrá hacer traspasos de sus recursos mediante tarjetas de débito, transferencias electrónicas o traspasos de fondo, según sea el caso a partir del momento en que sean acreditados en su cuenta. No así, si va a realizar retiro en efectivo o a través de un cheque de caja.

Economía 18 May, 2018. POR: Claudia Castro | Colaboradora

El objetivo es que pueda realizarse la verificación de la transferencia, para lo cual los bancos se tomarán un día.

CIUDAD DE MÉXICO.- A partir de ahora los bancos se tardarán un día en poder entregar a los clientes una transferencia mayor a 50 mil pesos, ya sea en efectivo o cheque de caja.

De este modo, las transferencias que se hagan de un banco a otro por montos mayores a 50 mil pesos, podrán efectuarse el mismo día, pero el retiro en efectivo o cheque podrá realizarse hasta el siguiente día.

De acuerdo con las nuevas disposiciones del Banco de México (Banxico), publicadas en el Diario Oficial de la Federación, estas reglas estarán vigentes en tanto el banco central no determine lo contrario y el propósito es que pueda llevarse a cabo la verificación de transferencias que reciban de otras instituciones, así como de aquellas que correspondan a traspasos de recursos entre cuentas de depósitos y “que puedan acarrear un mayor riesgo operativo por su tramitación indebida derivada de los sistemas utilizados por dichas entidades”.

Con estas medidas, el cliente tendrá en su cuenta el total de dinero depositado desde el momento en que sea autorizada su transacción y podrá hacer traspasos de sus recursos mediante tarjetas de débito, transferencias electrónicas o traspasos de fondo, según sea el caso a partir del momento en que sean acreditados en su cuenta. No así, si va a realizar retiro en efectivo o a través de un cheque de caja.

Las medidas fueron anunciadas a inicios de esta semana por el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, con el propósito de facilitar a los bancos la verificación de las operaciones que podrían significar un riesgo por la inmediatez que suponen las operaciones con las que se realizan en el SPEI y entraron en vigor desde ayer.

Estas disposiciones se toman a partir del hackeo del que fueron víctimas cinco instituciones por un monto estimado por el banco central en 300 millones de pesos.

Por medio de las circulares 4/2018 y 5/2018, dirigidas a instituciones de crédito y empresas que presten el servicio de transferencias de fondos y los participantes del SPEI, el Banco de México oficializó estas disposiciones que servirán para procesar operaciones y órdenes de pago de manera segura, pero con periodos mayores en lo que son validadas.

Asimismo, las instituciones financieras en el SPEI que reciban una transferencia de dinero y que así lo soliciten, se les podrá dar permiso de llevar a cabo las verificaciones de esas transferencias en más tiempo, es decir, mayores al plazo de entre cinco o 30 segundos, en función del tipo de banco o entidad. Esto hasta que concluyan las automatizaciones de las verificaciones que deban desarrollar.

Bancomer tuvo dinero del hackeo

El principal banco del país, BBVA Bancomer, recibió recursos obtenidos de manera ilícita a través del ciberataque que sufrieron cinco instituciones de manera reciente y pasó por cuentas de sus clientes.

Eduardo Osuna, director general y vicepresidente de BBVA Bancomer reconoció que se tiene registro de “dinero que llegó a cuentas abiertas de manera normal”.

A pesar de ello y sin precisar el monto y el número de cuentas reiteró que los recursos de los clientes es tan seguros y que este incidente no afectará la confianza de los usuarios por los medios digitales, en los que BBVA Bancomer ha sido líder.

De hecho, BBVA presentó en México la primera plataforma de banca móvil desarrollada de manera global como resultado de un trabajo conjunto de equipos multidisciplinarios en España, Estados Unidos y México.

Dijo que  “en los próximos cinco años, BBVA Bancomer continuará impulsando la transformación digital, al invertir  300 millones de dólares”.